ESTA  SOY   YO

Hola, me llamo Antares Sánchez Lardiés y me apasionan las plantas.

 

Cuando tenía 15 años descubrí que era alérgica al paracetamol y a los antiinflamatorios esteroideos (para quien no sepa qué son, decir que son prácticamente todos los que encontramos en cualquier botiquín casero…) Se me inflamaban las articulaciones y tenía erupciones en la piel (vamos, un fastidio) así que, desde entonces, cuando me duele algo no puedo recurrir a la medicina alopática.

 

Aunque siempre me habían gustado las plantas, la alergia me hizo profundizar e indagar en su poder curativo. Así comenzó todo un camino de aprendizaje en el que descubrí un mundo de terapias alternativas a la medicina occidental: remedios caseros para afecciones comunes, terapia emocional con flores de Bach, medicina natural, gemoterapia, alimentación y calidad de lo que comemos, bio-neuroemoción, psicoanálisis…

 

Desde hace unos años, mi pasión por las plantas y su mundo se encarnó en la Huerta de Aceibar, un proyecto en el que recolecto y proceso plantas, elaborando con ellas toda clase de productos cosméticos y medicinales: perfumes, champús, cremas, licores o planta seca.

 

Aprovecho así los recursos que nos facilita el monte y los campos de cultivo del Pirineo y Prepirineo oscense.

 

Además de estas líneas de trabajo productivas, también comencé a impartir cursos de formación ya que uno de los objetivos de la Huerta de Aceibar es promover el uso de plantas medicinales no sólo para el tratamiento de afecciones del cuerpo, sino del cuidado de la salud y del medio ambiente.
 

NO HAY PROBLEMAS: !HAY DESAFÍOS!

En el año 2014 me lancé a producir planta medicinal seca en Panillo (Huesca).

 

Ahí comencé a analizar y a vivir en mi propia carne la injusta realidad del sector de planta medicinal: descubrí que los productores no reciben el valor del producto sino que éste beneficia tan solo al distribuidor e intermediario. Nada nuevo bajo el sol. Es algo que sucede en muchos otros ámbitos.

 

La diferencia es que esta realidad me demostró que si quería seguir haciendo de mi pasión una forma de vida, debía dedicarme más a fondo a la distribución de plantas.

 

¿Sabes que la planta medicinal que se consume en España procede en un porcentaje muy alto de Asia, África y otros países en los que la mano de obra es más barata?

 

A su vez, la planta española se vende en el norte de Europa buscando mejores precios.

Mi antiguo comprador vendía toda mi planta en Suiza… ¿no te parece absurdo?

 

Así que llegué a una conclusión muy lógica: la única forma de valorar mi trabajo era cerrar el ciclo productivo. Por eso estás leyendo estas líneas,

 

Porque además de cultivar, recolectar, procesar y elaborar mis plantas, también las vendo a gente como tú. Y es que no quiero vender mis plantas en Suiza. Las quiero vender cerca.

En Aragón, que es la tierra que las hace crecer y madurar.

 

En 2015 comencé a producir planta medicinal en la finca de A’Chordiga, a las afueras de Huesca con otros dos compañeros. La agroecología no es una utopía y la huerta de A’Chordiga es un ejemplo de ello.

 

Me asocié en la Cooperativa La Sazón, la primera de producción ecológica hortícola de Aragón que reúne huertas ecológicas de varios puntos de la provincia: Huesca, Bierge, Sariñena, Barbastro, Serraduy y Abena.

Y vendía con ellos verdura ecológica y planta medicinal tanto a particulares como en tiendas especializadas, restaurantes, grupos de consumo y mercados de cercanía de Huesca y Zaragoza.

A finales de 2019, decidí cerrar mi proyecto de producción, envasado y venta de plantas para infusión y condimentos por diferentes motivos:

-Dificultades con la Administración a la hora de dar de alta la actividad, por falta de Normativas específicas, desinterés de la propia administración. Requerimientos de instalaciones exagerados que nos equiparan a las grandes industrias, cuando somos pequeños productores y hacemos el trabajo artesanalmente. 

- Dificultades con la venta y diferenciación de nuestros productos en el mercado y una alta competitividad por parte de Empresas que tienen acaparado el sector. 

-Dificultades con el desconocimiento del consumidor de las propiedades y beneficios de las plantas, falta de empatía con el productor y un largo etc... de aspectos más.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now